I HALF TRIATLON DE SEVILLA 9 junio 2014

Por fin tras un año con la bicicleta de cabra arrumbada puedo conocer la sensación de montar y pedalear en ella. La tenía sin usar por la dichosa lesión y tras volver a entrenar, no encontraba el momento de hacerme a ella. Así que, tras el Triatlón de Sevilla decidí tener una nueva amiga, aunque mucho tiempo no he tenido para conocerla antes del Half.

Llegó el día esperado, con muchas incertidumbres del ritmo a seguir durante la prueba, puesto que trabajo aerobio tengo y mucho tras la pasada edición de la Titan Desert, pero no específico para conocer la marcha que debía llevar durante más de cuatro horas.

Subida de temperaturas en el fin de semana, como a mi me gusta, competir con calor. El marco inmejorable, las instalaciones del CEAR, parque del Alamillo y La Cartuja. La presencia de mi madre, que tuvo que cambiar viaje de trabajo para apoyar a su niña, de mi hermano mayor que hacía mucho que no estaba a mi lado, de mi pareja, de mis niñas #nosotrasSÍ y mucho mucho calor del publico, hizo que el día se presentara perfecto.

Nade muy bien lo que me hizo salir en los puestos de cabeza. T1 rápida y a la cabra. Nada más subirme y ajustarme bien las zapatillas, note como ya me quemaban las piernas. Intento no darle mucha importancia pero es preocupante por que aún me quedan casi 90 km por delante. Me concentro e intento pedalear lo mejor que puedo, aunque siento que no encuentro la marcha correcta, me fatigo demasiado y tengo que ir cambiando cada cierto tiempo. Me pasan los hombres como cohetes, pero yo a lo mio, los siento de otra galaxia . No dejo de comer e hidratarme porque se que será clave para la carrera. Los últimos 20 km se me hacen muy largos, pero por suerte son bajando y ya sólo pienso en la media maratón. La verdad es que el circuito de bici es muy ameno y conocido por mi, ya que discurre por las carreteras que entreno a diario. Llegando a la T2 me cantan que a Elena la tengo muy cerca, no me pongo nerviosa y vuelvo a hacer una transición rápida y salgo dispuesta a sufrir durante toda la carrera. Me sorprendo cuando mis piernas me responden nada más empezar a correr, no hay restos de la fatiga que llevaba durante los 90 km, ¡menos mal!. Pronto me dicen que aumento mi ventaja, lo que me permite ,que me relaje y corra disfrutando más aún de la prueba y del gran publico que hay.

Muy feliz por vencer en el I Half Triatlon de Sevilla, ¡en casa todo sabe mejor!.

Enhorabuena a todos los finisher y a los que lo intentaron mucho ánimo seguro que pronto se quitaran pronto la espinita.

Muy contenta de haber vuelto a mi deporte haciendo en un mes tres distancias diferentes de triatlón: sprint, olímpico y Medio Ironman y como con tres victorias.

Algunos me dicen: “María que fácil lo haces”. Pero yo siempre les digo que para los profesionales que trabajan a mi lado y para mi se quedan las horas que paso en fisioterapia, médico, entrenamiento personal específico para dejar atrás los dolores, cambios en la planificación por mi entrenador porque las semanas no pueden seguir su programación normal, en fin… mil cuidados para poder sacar adelante la maquina. ¡No todo es oro lo que reluce!. Eso si, la clave del éxito es mucho trabajo y constancia.

Quiero dar las gracias a todos mis patrocinadores, mis colaboradores y todas aquellas personas que me empujan con su calor día a día para ser mejor, ¡así no hay obstaculo que se me resista!.

 

 

 

 

PATROCINADORES COLABORADORES