Titan Desert Almería 2020 17 noviembre 2020

 

A tres semanas del comienzo de la Titan Desert Almería me llega, por  sorpresa, una llamada de la Junta de Andalucía. “María ¿quieres correr la prueba?” sin saber la fecha mi respuesta es SI. Una oportunidad única de volver a esta fascinante prueba cinco años más tarde. Correría en categoría duo-mixto junto a mi amigo “Chamba”, nos conocemos a la perfección ya habíamos hecho cosas juntos antes, aunque nunca una competición por parejas en mtb.

La provincia de Almeria alberga la primera edición de esta competición que se celebra fuera del continente africano, con 5 etapas, 400 Km en total con 7.000 m de desnivel positivo. Llegamos a la prueba con mucha ilusión,  por poder correr en nuestra tierra representando a todos los andaluces en estos momentos tan difíciles marcado por la  pandemia.

El primer día nos reunieron en El Toyo  para hacer los test Covid, breafing y demás protocolos. Un día de no parar y de reencuentros con viejos conocidos, ya que disputé la Titan Desert en Marruecos en 2013,2014 y 2015 y las caras conocidas no faltaban.

Se respiraba un ambiente de ilusión, ganas y esperanza por haberse podido realizar la prueba. Nos mantendrían en una burbuja los 6 días que nos restaban por delante.

El equipo andaluz lo completaban con otra pareja, Rocío Espada y Rubén Ruzafa.

1ra etapa El Toyo-El Toyo : 100 km  1517 m ascenso

Las parejas mixtas salimos desde el sexto cajón, el penúltimo. Demasiado atrás por lo que la salida será peligrosa con algo de caos. Cada cajón sale de tres en tres minutos, lo que hace que no se hagan demasiados embudos al principio.  Salida rápida, tras una pequeña neutralizada, rodamos a alta velocidad por caminos al borde del mar, mucho polvo, nos enfilamos y en el km 4, ¡pummm!. Rocío que venía justo detrás mía se cae y con ella algunos corredores más. Nos paramos en seco, vemos como Rubén va a su encuentro, decidimos continuar. Etapa con desnivel y zonas rodadoras donde la bruma no nos permite ver los acantilados y el maravilloso paisaje. Me encuentro con Jesús, almeriense, ex compañero del mundo del duatlón. ¡Qué bien nos viene su rueda!, se conoce muy bien la zona y nos va indicando lo que está por llegar. Sin tener mucha idea de que posición llevamos en carrera y a cuánto van los rivales, llegamos a la última zona de las ramblas. ¡Uf! menuda odisea, llevo tiempo con calambres que no me dejan pedalear bien y cada vez que tengo que bajarme de la bicicleta a empujarla las paso canutas. Llegamos a la meta y no hay ninguna pareja por delante. Al llegar al hotel nos enteramos que Rocío ha tenido que abandonar por la caída con un fuerte golpe en el hombro derecho. Victoria de la primera etapa dedicada a nuestra compañera Rocío.

 

2da etapa El Toyo-Tabernas: 65 km 1768 m ascenso

Vamos lideres a ocho y nueve minutos de los segundos y terceros (Lorena – Sergio, y Saleta – Valentín San Juan). Nos colocan en el cajón, el de los lideres, y nuestros perseguidores salen en el tercero a seis minutos. Salida con un fuerte ritmo, que tengo muy claro que no es el nuestro y le digo a Chamba que nos dejemos caer. Por detrás llega un grupo con el que nos integramos y vamos muy a gusto, pero en una bajada no veo una piedra, y a los pocos metros me doy cuenta que he llanteado. Intentamos reparamos, nos ponemos nerviosos, y como novatos rompemos la válvula al hinchar la cámara. Nos pasan las parejas rivales, nos recortan los seis minutos y seguimos aun en el mismo sitio. Pasa August, un viejo amigo de las anteriores Titan y nos pregunta si necesitamos ayuda, y desesperados le decimos que ¡sí! (éste es el espíritu Titan). Nos ayuda , nos montamos en las bicicletas y salimos en modo crono. ¡Tenemos que recuperar el mayor tiempo posible!. Al poco nos coge por detrás nuestro compañero Rubén que ya disputa la prueba en la modalidad de individual y se viene con nosotros. Tras subir el puerto largo y coronar, diviso a Lorena y Sergio. “¡Ahí están!”, una media sonrisa se dibuja en nuestra cara, pero no sabemos a cuanto están Saleta y Valentín así que decidimos seguir apretando para intentar llegar a ellos. “¡Mierda!” más calambres. No sé si se deben a la falta de km y ritmo o es que no me estoy hidratando bien. ¡Jamás me había pasado! A falta de 5 km de meta, los vemos, ¡alegría!. Chamba incluso grita. Aprovechamos una equivocación de ellos de recorrido para ponernos primeros, apretar y distanciarnos lo máximo hasta meta. Entramos primeros pero realmente no es así ya que habíamos salido con seis minutos de diferencia.

A partir de hoy estaremos durante tres días en el campamento que nos tienen montado en el Oasis Mini Hollywood, lugar donde se ruedan películas del Oeste y donde desde allí saldrán la 3 ra y 4ta etapa. ¡Qué pasada de sitio!

Ahora nos sentimos tranquilos, con la moral alta pero sabedores que no debemos cometer más errores si queremos seguir delante y poder llevarnos el triunfo para casa.

 

3 ra etapa Tabernas-Sorbas-Tabernas: 93 km 1663 m ascenso

El cansancio empieza a notarse, aunque me siento mejor de lo esperado, es una etapa de transición con zonas de toboganes donde hay que estar muy atentos al GPS porque un despiste te puede costar caro. Imponemos un fuerte ritmo de salida y nos escapamos de los equipos perseguidores. Rubén nos coge por detrás justo antes de la zona de la vía verde.  Nos viene genial, se pone delante y formamos un buen grupito, ¡vamos muy rápido!, es una zona para correr mucho. Sobre km 50 paso una crisis, mi cabeza empieza a ponerse negativa. Se que es normal, son muchas horas dando pedales. Intento no escucharme mucho y dejar que pase lo más rápido posible. Los pensamientos negativos nunca son buenos. Encaramos los últimos km de la rambla que son a favor  y muy rápidos, Rubén ha decidido tirar hacía delante y estamos un grupo reducido de unos seis integrantes. La meta está a unos km del Oasis Mini Hollywood así que hay que hacer un enlace por carretera hasta llegar al campamento. Al llegar charlamos con los compañeros y percibimos que llegan al ratito Lorena y Sergio. Ganamos la 3ra etapa y seguimos abriendo hueco con respecto a las otras parejas. Bien, esto marcha bien pero aún queda mucho.

 

4ta  etapa Taberna (Oasis Mini Hollywood ) – Taberna: 106 km 2307 m ascenso

Por fin llegó la etapa reina con la subida al Puerto de Velefique. A priori sobre el papel el día iba a ser duro, por su desnivel y km, pero lo que no sabíamos es lo que realmente nos esperaba. Lluvia, mucho frio y carrera neutralizada en lo alto del Puerto.

Nos escapamos desde la salida, como todos los días, íbamos rodando a nuestro aire sin pasarnos sabedores que el día era duro. El puerto se hizo más largo de la cuenta, empezó a llover y después a granizar por lo que decidimos como todos los compañeros ponernos el chubasquero ya que al coronar nos esperan muchos km de bajada. Tras la larga subida cuando vamos jodidos, escucho que Saleta y Valentín vienen por detrás, ¡van como si se fuera a acabar la prueba!.  ¿Y cuál es nuestra sorpresa?, justo en el alto nos paran y nos dicen que se ha suspendido la etapa. El granizo, la lluvia, las bajas temperaturas y el fuerte viento obligan a parar la etapa en el Km 56 de los 106 previstos.

Rápido nos quitamos la ropa empapada y nos dan ropa seca para bajar y así evitar la hipotermia. Sin ir en competición los km se hacen eternos, menos mal que coincido con Melcior Mauri y vamos charlando todo el rato. Victoria por segundos en la 4 ta etapa. ¡Un pasito más!.

 

5ta etapa Taberna – El Toyo 64 km 1204 m ascenso

¡Último día!. Unos 12 minutos les sacamos a los segundos clasificados. Se por experiencia que las últimas etapas no son siempre fáciles como aparentan. Lo comento con Chamba para mentalizarnos y seguir concentrados.

Efectivamente, la etapa empieza muy rápido sin enlace neutralizado. Las lluvias del día anterior han dejado los caminos en mal estado y con mucho barro. Empezamos a comer barro, las bicis a llenarse y cuando llevamos así algunos km empiezan a frenar mal, cambiar regular y antes que pienso “hay que cuidar la mecánica” pasa. Chamba no viene, está parado, veo que justo Rubén lo ha cogido por detrás, tengo poco que aportar y mejor que estar parada decido seguir despacio para no quedarme fría. Chamba soluciona el problema mecánico y seguimos  nuestro camino, hace viento en contra, pasamos por la base de la Legión, subidón que nos da, ya que nos animan sin cesar. Rodamos cerca del Toyo, cada vez más viento, pero ya se escuchan los ánimos de los espectadores, ya está casi hecho, últimas pedaladas. Visualizamos meta y ahora si es momento de disfrutar y celebrarlo. Están allí todo el equipo de Asistencias de Willy los que han cuidado y con los que hemos compartido estos días bonitos momentos, los abrazamos y festejamos. Se denota mucha felicidad entre todos los participantes, ¡enhorabuena compañeros!. No ha sido fácil pero ha merecido la pena.

Volvemos a casa cansados pero muy felices por la experiencia y aventura vivida juntos. Con el objetivo conseguido al obtener la victoria en la categoría dúo mixto. Lo habíamos dado todo sin dejar de disfrutar y con la mejor recompensa posible: días inolvidables con gente increíble haciendo lo que nos apasiona.

En la general tras cinco etapas, terceros han sido Sergio y Lorena, segundos Saleta y Valentín y la victoria para nosotros ;).

 

Durante esta Titan Desert Almería hemos recibido y disfrutado de los servicios de Asistencia Willy. Cada día al finalizar las etapas, Alejandro del equipo de fisioterapeutas, nos trataba y dejaba el cuerpo lo mejor posible para poder rendir al máximo el siguiente día. Buen rato que pasábamos entre risas y algún dolorcillo, ¡jeje!

Las bicicletas también tenían sus cuidados a cargo de los mecánicos, limpiaban y hacían revisión completa. Detalle esencial para que no se tengan problemas y se puedan exprimir en cada etapa.

 

No quiero acabar sin agradecer a la Junta de Andalucía por darnos la oportunidad de vivir esta experiencia y a la organización y todas las entidades por hacerlo posible, siempre con responsabilidad y medidas adecuadas, somos conocedores que en estos momentos todo es muy complejo.

 

PATROCINADORES COLABORADORES